jueves, 23 de julio de 2009

En la cola del banco


Ayer en el banco me encontré con un amigo, estaba muy contento porque su hija ya va a ser religiosa. Él es músico y trabajamos muchos años en la docencia. Su esposa es una bella persona y muy devota de La Santísima Virgen. De regreso a la casa mi esposo y yo comentamos el encuentro y coincidimos en que esta vocación a la vida consagrada a Dios , comienza en el hogar. La joven iba a graduarse de ingeniero y dejó sus estudios para ir a su verdadera vocación.
Felicité al emocionado papá y estuvimos conversando en la cola de espera; allí en el banco me encuentro con muchos amigos y el tiempo pasa rápido.
Doy gracias a Dios y a La Santísima Virgen por mis hijos y ruego para que sean buenas personas y actúen siempre de acuerdo a sus principios y valores cristianos. Respeto todas las religiones y siempre recuerdo un pensamiento de Gandhi que leí en algún lugar "La mejor religión es aquella que te hace mejor persona" . Soy católica y ya tengo más de treinta años casada; amo la Eucaristía. Vivo un tiempo de muchas contradicciones, sin embargo, a Dios y a La Santísima Virgen los tengo grabados en mi corazón. Espero sus comentarios, abrazos,
Carmen

11 comentarios:

ILUSION dijo...

Hola Carmen,,,,,,muy bonito lo que cuentas de tu amigo y de su hija,,,,yo tb sigo dando gracias a Dios por mis hijos para que sigan en el camino del bien,,,me encantó tu escrito!!!!!
Besitos!!!!!

Carmen dijo...

Gracias querida amiga Ilusión por seguirme y participar con tus comentarios.Me gustaría que también hicieras tus comentarios en el blog momentos...te aprecio mucho, un abrazo,

Carmen

Soñadora dijo...

Carmen, es emotivo cuando escuchamos que una persona sintió el llamado de Dios y siguió su camino!
Besitos,

Carmen dijo...

¡Hola Soñadora! Si, es una vocación muy linda;se debe perseverar, Dios siempre da la Gracia para perseverar.

Besitos para ti también,

Carmen

Angelet dijo...

¡¡¡Qué bonita historia!!! Yo te puedo contar una, muy linda pero muy triste, en la que también una mujer supo escoger en muy dolorosas circunstancias cuál debía ser su vocación... Fue en la guerra de Yugoslavia... Una joven monjita, creo que se llamaba Lucía, salió con una compañera a hacer unos recados, y un mal hombre, uno francotirador, les salió al paso y las violó. El problema se presentó cuando Lucía comprobó que había quedado embarazada y que debía tomar una difícil decisión... Pero tras días de meditación, pidió hablar con la Madre Superiora para comunicarle lo que había decidido hacer: renunciaba a sus votos de monja, y tendría a su hijo, volvería a ser una mujer normal y sacaría al bebé adelante con el sudor de su frente, porque aunque su violador había roto en mil pedazos los votos que más amaba en este mundo, su hijo no tenía la culpa de nada, y ya había comenzado a amarle sintiéndole en su vientre...

Hay veces que la vida nos pone en situaciones y difíciles y difíciles tienes que ser nuestras decisiones... Pero creo que siempre que las tomemos con amor, serán correctas...

Y también venía, Carmen, a darte las GRACIAS, por ser como eres, y por estar en este nidito blanco para lo bueno y para lo malo...

¡¡¡Es tan hermoso agradecer!!! Porque eso significa que tienes gente que te quiere y que hace cosas buenas por ti...

¡¡¡GRACIAS, PUES, CARMEN!!!

Carmen dijo...

¡Hola Angelet! Me encanta tu participación; y la historia aunque triste es de un contenido muy real y humano. Muchas veces debemos tomar decisiones muy difíciles, pero es como dices si es el amor el que las ilumina están bien tomadas. ¡Que el amor brille siempre! ¡La fe, la confianza, la esperanza! Un fuerte abrazo,

Carmen

Yulii dijo...

Carmen!
como te escribí en tu blog "momentos", me encanta todos los blogs en los que participas. Asi que quiero darte, con todo mi cariño y respeto, el mismo premio que diste tu. "adoro tu blog"...es que de verdad ADORO TUS GLOGS, siempre entro a leerte. Tus entradas inspiran.

Muchos besos!!!
yulii

Myr dijo...

Asi da ganas de hacer cola en el banco!

Me alegro por la hija de tu amigo que tuvo lsa valentía de seguir su propio camino!

Beso
PD yo soy judía, espiritual si, pero no religiosa (no sigo las reglas)

Carmen dijo...

Agradecida Yulii por tus palabras y por tu consideración; gracias por el premio lo recibo con mucho cariño. A mi también me gusta mucho tu blog y tu alegría juvenil,abrazos,

Carmen

Carmen dijo...

Apreciada Myr, es la primera vez que tengo una amiga judía es para mi motivo de alegría...si, para tomar decisiones radicales es necesaria la valentía.Gracias por tu visita,

Carmen

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

ay ay ay, no se que decir...

Gracias por visitarme

Google+ Followers