lunes, 20 de diciembre de 2010

La Navidad en mi pueblo


¡Feliz, feliz Navidad, la que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia, le recuerde al abuelo las alegrías de su juventud, y le transporte al viajero a su chimenea y a su dulce hogar!
(Charles Dickens)

Para Nochebuena, en mi pueblo, hace ya algunos años...Los niños acostumbraban hacer una carta dirigida al Niño Jesús. En ella los niños pedían obsequios al Niño Dios, por nacer. Pero, como sabían que el Niño era pobre y sus papás también, sus pequeños pedidos iban acompañados de hermosos saludos y buenos deseos para el Dios Niño.
Colocaban sus cartitas en el pesebre dentro de sus zapatos, y se acostaban temprano deseosos de que amaneciera pronto.
En la mañana todo era alegría y felicidad...Se disfrutaba mucho en aquel tiempo.
En la casa se preparaban comidas muy sabrosas, como las suculentas hallacas y el rico dulce de lechoza y toronja.

A mi, me encantaba ir a las Misas de Aguinaldos, así se llaman en mi pueblo, con mi abuelita. Eran muy temprano, a eso de las 4:00 a.m, el coro de aguinaldos era acompañado por instrumentos musicales, como el furruco, las maracas, violines, cuatros, y esta música, creaba un ambiente muy festivo e inolvidable.

Al salir de Misa nos íbamos para casa de Doña Felicia, de feliz memoria, a comer manducas o arepitas dulces y café.



Hallacas


Los pesebres se hacían en diferentes sitios. Hacían uno muy grande en un costado de la Plaza Bolívar, y las familias salían por las tardes a pasear y a visitar el pesebre.

Todavía perduran estas costumbres en mi pueblo; que la Sagrada Familia de Nazareth, nos bendiga y nos cuide. Mis mejores deseos para todos los que me leen.
Un abrazo especialísimo a todos los venezolanos que están lejos de su Patria, de sus hogares, de su familia, de sus costumbres. Paz y Bien,

Cariñosamente,

Carmen

2 comentarios:

Katy dijo...

Mi querida Carmen, una lçagrima acaba de caer sobre el teclado...
Las hallacas que ricas, el dulce de lechoza, arepas, los aguinaldos...
Tantos recuerdos queridos ligados a mi infancia.
Yo aun escribo la carta al Niño Jesús y es qie que le trae los regalos a mi nietos en mi casa.
Los pesebres que aquí se llaman Belenes y hay concursos de Belenes, a todos los niveles.
Que el Niño de Belén te colme con sus bendiciones.
Besos
P.D. Parranda parranda, la parranda es buena....

Carmen dijo...

Si querida Katy :) y que la luz de la estrella De Belén siga guiando a todos los parranderos del mundo. Esos que hacen del mundo un lugar hermoso...lleno de alegría y de vida. Que la Sagrada Familia de Nazareth bendiga tu hogar y todos los hogares del mundo.Abrazos,

Carmen

Gracias por visitarme

Google+ Followers