sábado, 25 de diciembre de 2010

Nació el Amor



Abrió sus ojos el Niño
y en otros ojos se vio.
Al verse tan pequeñito,
el Niño se sonrió.

Es que su madre, la Virgen
lo miraba con amor
y en sus brillantes pupilas
fue donde el Niño se vio.

Todos los niños del mundo,
lo mismo que el Niño Dios,
sonríen cuando sus madres
los miran llenas de amor.

Publio A. Cordero

Deseo para todos unos santos días, llenos de paz y de esperanza. Que la concordia reine en nuestros hogares y familias y que el Amor abra en nuestro ser un abismo de misericordia, les bendigo y abrazo en mi corazón,

Carmen

No hay comentarios:

Gracias por visitarme

Google+ Followers